NOTICIAS LIU

Presentacion LIU:

LICENCIATURA EN MINISTERIO PASTORAL Y CONSEJERIA CRISTIANA

INTRODUCCION

Alguien dijo una vez con mucha razón que “si bien es cierto que trabajar en el ministerio es una tarea que debemos considerar como un privilegio, también debemos tomar en cuenta las advertencias que encontramos en la Escritura de no entrar en el oficio pastoral sin estar debidamente señalado por Dios para esa obra.” Hablando de los falsos maestros, dice el Señor en Jer. 23:32: “Yo no los envié ni les mandé; y ningún provecho hicieron a este pueblo.” Si no es Dios mismo que los está enviando, tampoco serán de provecho, porque no tendrán los dones y capacidades necesarios, ni tendrán la bendición de Dios; y muy probablemente tampoco tendrán una buena motivación.

El ministerio pastoral debe ser llevado a cabo por hombres que Dios ha llamado y capacitado para ello. Es Dios mismo quien llama a los hombres al ministerio, no la iglesia. Lo que hace la iglesia en ese proceso, como bien señala Charles Bridges, es acreditar “a aquel a quien Dios interna y apropiadamente ha cualificado. Este llamado, entonces, [el de la iglesia] sólo comunica una autoridad oficial” (The Christian Ministry; pg. 91). Pero la iglesia no hace pastores, ni puede impartir a los pastores los dones y capacidades que ese hombre necesitará para el oficio.

“Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo. Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor. Entonces dijo a sus discípulos: A la verdad la mies es mucha, más los obreros pocos. Rogad, pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies” (Mt. 9:35-38).

“Vamos a compartir públicamente la necesidad que hay de pastores, a ver si alguien se anima; o podemos acercarnos a todos aquellos que tengan ciertas capacidades de liderazgo y de oratoria para que asuman el pastoreo de esta gente. Después de todo es mejor tener pastores que hagan medianamente el trabajo que no tener ningún pastor.” Eso no fue lo que hizo el Señor. Cristo exhorta a Sus discípulos que rueguen al Dueño de la mies que envíe obreros a Su mies. Nadie debe enviarse a sí mismo al ministerio cristiano, ni tomar la prerrogativa de enviar a otros. El Señor no ha conferido a nadie ese derecho. Sólo Dios posee la autoridad de designar quiénes son los que deben trabajar en este oficio. Hch. 20:28: “Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre”. Antes que nada, noten que los términos “ancianos”, “obispos” y “pastores” se usan indistintamente en el NT (comp. Vers. 17); todos señalan el mismo oficio pero desde distintos ángulos.

Estos ancianos/obispos/pastores debían considerar seriamente la enorme responsabilidad que tenían en sus manos, no sólo por la naturaleza de aquello que debían cuidar, la iglesia del Señor, sino también por el origen del encargo. “Fue el Espíritu Santo el que los colocó como supervisores para pastorear ese cuerpo local de creyentes que Cristo compró con Su sangre”.

OBJETIVO GENERAL

Proporcionar a los líderes el conocimiento de la integración psicológica y experiencia de Dios. De esta manera formar a estos ministros capaces de analizar e integrar los determinantes espirituales, biológicos y sociales que le permitan el discernimiento de lo espiritual con la vida psíquica del hombre. Recibiendo así conocimientos de vanguardia, con una preparación multidisciplinaria que incluye: habilidades, conocimientos teóricos, bíblicos, terapéuticos, actitudes éticas de compromiso que conduzca a la comprensión del comportamiento y la problemática actual que seda en el aspecto humano.

OBJETIVOS ESPECIFICOS

  • Formar consejeros que cuenten un llamamiento a la consejería familiar, y en especial con las necesidades humanas, así como del tratamiento espiritual. Es un líder formado con bases bíblicas, teológicas y psicológicas para poder ayudar a las personas y familias que demandan de una ayuda especializada.

  • De capacitar agentes promotores de la madurez psico espiritual de la persona como ente integral, y transformador de las demandas sociales urgentes con principios y fundamentos bíblico cristianos.

  • Que le permitan prevenir, promover, curar, diagnosticar, proponer y crear mecanismos de intervención con el fin de establecer una base de una psico espiritualidad sana.

  • La preparación integral de hombres y mujeres para un liderazgo eficaz en la iglesia local. La finalidad de este énfasis es ayudar al estudiante a prepararse con las cualidades y capacidades que le permitirán servir en la iglesia local como un líder-siervo que sepa "conducirse en la iglesia del Dios viviente, columna y baluarte de la verdad" (I Ti. 3:15).

ESTA PREPARACIÓN INCLUYE

  • 1. La formación de las cualidades bíblicas y espirituales que deben caracterizar la vida de un líder-siervo.

  • 2. El estudio de las bases bíblicas para ministerio pastoral en la iglesia local, juntamente con los principios de liderazgo, administración y consejería.

  • 3. El análisis de las estructuras, estrategias y herramientas históricas y actuales que se utilizan para propiciar el crecimiento de la iglesia local.

  • 4. La preparación en la exposición clara y convincente de la Palabra de Dios.

  • 5. Una práctica supervisada en la cual el estudiante podrá realizar distintas tareas ministeriales bajo la guía de un pastor o líder cristiano experimentado.

EL ASPIRANTE

El perfil de ingreso al que está dirigida la carrera son personas con un llamamiento y vocación de servicio por ayudar a las personas en situación de necesidad psico espiritual. Que sean capaces de comprender al ser humano, que cuenten con facilidad de palabra, que sepa escuchar a las personas, inspirar confianza, con un hábil manejo de relaciones humanas y gran dominio de sí mismo. Además de:

•Un interés por proponer acciones para la difusión de los valores espirituales y morales de la familia a través de la Biblia.

•Gusto por la lectura y la escritura.

•Gusto y pasión por la investigación

•Interesado en los fenómenos religiosos y sociales.

•Gusto por realizar trabajos de capacitación e investigación de personal que atienda a los niños, jóvenes y sus familias en los ámbitos, urbano, suburbano, urbano marginal, rural, rural marginal e indígena.

•Interés por los problemas humanos y disponibilidad para el servicio que reclama solución.

•Interés por los problemas humanos y disposición hacia el compromiso social.

•Capacidad para manejar el lenguaje abstracto y aplicarlo a las situaciones concretas.

PERFIL DEL EGRESADO

El egresado es una persona con competencias para:

  • Aplicar las herramientas bíblicas, teológicas, psicológicas de consejería para la evaluación, intervención, prevención y diagnóstico de los diversos problemas relacionados con la salud mental y psicoespiritual.

  • Comprender y explicar el comportamiento humano a través de diversas corrientes teóricas que lo estudian.

  • Realizar la investigación científica y teórica en los diferentes campos de la consejería y psicología.

  • Aplicar las técnicas de consejería

  • Analizar y tratar mediante la consejería y psicológicamente los problemas en los ámbitos educativos, clínico y social.

  • Detectar y diagnosticar los problemas de comportamiento individual y social.

  • Diseñar e implementar técnicas de enseñanza y aprendizaje.

  • Implementar programas de motivación, restauración y comunicación.

  • Un profesional capaz de identificar los factores influyentes en la decadencia de los valores espirituales y morales.

  • Realizará investigaciones siendo crítico y auto crítico de las diversas prácticas de los valores morales y espirituales.

  • Formar y capacitar a equipos de trabajo para la impartición de cursos en la transmisión de los valores.

  • Aplicar en su práctica profesional los resultados en los distintos ámbitos sociales para contribuir a la transformación de su entorno.

  • Ejercer su llamamiento profesional con responsabilidad ética y con vocación de servicio dentro de un marco de principios y valores cristianos, derivados de su formación integral.

  • Producir y difundir discursos, orientados a la formación de una conciencia integral (alma, espíritu y cuerpo) que contribuya a mejorar la convivencia familiar.

  • Analizar las repercusiones que históricamente ha generado el pensamiento filosófico en la vida social, política, económica y cultural de los pueblos.

  • Ejercer la docencia en instituciones de enseñanza en áreas propias y afines a la carrera.

  • Es un consejero capacitado en biblia, teología, así como en el análisis científico, ministerial y de investigación de los problemas y necesidades del ser humano.

CAMPO DE ACCIÓN:

Tiene una gran responsabilidad ante el Señor y su campo de acción lo desempeñará como consejero en la congregación o servicio particular, clínicas y hospitales.

Área Educativa: Cubrir las necesidades de maestro, asesor y capacitador en la impartición de cursos y conferencias.
Área Familiar: Como orientador, consultor educativo y consejero.
Área Social: Como asesor y coordinador de proyectos en el marco social con grupos marginados, alcohólicos y drogadictos, mujeres, niños- adultos con capacidades diferentes, enfermos, y presos.
Área Congregacional: Como consejero

DIRIGIDO A:

A todos aquellos que estén trabajando con matrimonios, damas, varones, o desean involucrarse en la consejería a las familia.

DURACION:

Cinco años 48 asignaturas, con 160 horas crédito

METODOLOGIA:

Cada asignatura contará con un Software que contiene Material del curso, bibliografía, power points, videos, archivos en PDF y evaluaciones.